Tipos de cuero Ursus


    Para poder apreciar de forma consciente la calidad de una creación Ursus hemos considerado necesario hacer un breve resumen de los tipos de piel de que disponemos en nuestro taller.

   En primer lugar cabe explicar que el tratamiento de una piel animal para su posterior uso como materia prima es conocido como curtido, y básicamente existen dos tipos de curtido:
   
   - Curtido vegetal: es el tratamiento de la piel contra el paso del tiempo mediante sustancias naturales, principalmente taninos extraídos de distintas partes de ciertas plantas, tal y como se viene haciendo desde hace miles de años. Es un método de curtido tradicional, caro y no contaminante, del cual se obtienen cueros con cierta rigidez y tacto extremadamente liso. Otra importante característica es que  aporta cierta "profundidad y naturalidad" a los tintes en caso de que la piel haya sido coloreada.
  
   - Curtido al cromo: consiste en la aplicación de sustancias químicas para el tratamiento del cuero, principalmente sulfato de cromo. Es un procedimiento contaminante e industrial. El 80% de los artículos de cuero a nivel mundial se fabrican con este tipo de curtido, que origina un cuero más flexible y versátil para la industria, de colores planos y sensación más "sintética" al tacto.

   Aclarados estos conceptos, en Ursus usamos básicamente dos tipos de cuero:

   - Vaquetilla: o piel de vacuno de primera calidad, de curtido vegetal tintada de fábrica o coloreada por nosotros. Este tipo comporta el 90% de nuestra materia prima.

   - Napa de vacuno o cordero: de curtido al cromo y tintada de fábrica, se distingue por ser cuero de primera calidad por su gran suavidad por ambas caras. Comporta un 5% de nuestra materia prima.

   Además de estos dos tipos, puntualmente disponemos de serraje (capa inferior de la piel) de cordero y cuero de cerdo encerado (para dar mayor resistencia general) o sin encerar (para forros interiores), lo cual supone otro 5% de nuestras pieles originales.

   Por último aclarar que en Ursus usamos únicamente el cuero de animales que comemos (vaca, cordero y cerdo) y de procedencia exclusivamente española.