Cuidados para el cuero

  A pesar de que el cuero o piel animal es un material muy resistente, es recomendable mantenerlo en óptimas condiciones para una prolongada durabilidad. En las condiciones idóneas un artículo de cuero de buena calidad puede llegar a resistir décadas en tu poder, realizando plenamente su función, cosa que no cumplirán a buen seguro tu nuevo coche o tu teléfono móvil "inteligente" de última generación.

  El primer y principal punto a tener en cuenta para esto reside en la mala relación entre el cuero y el agua. Incluso a pesar de existir artículos de piel tratados especialmente para resistir altas dosis de humedad, siempre conviene mantenerlos alejados del agua, o líquidos en general, lo más posible. Si el mojado ha sido inevitable conviene seguir estos dos sencillos pasos:
            
  •  Dejar secar el cuero en una posición uniforme para evitar deformaciones. No utilizar radiadores o calor para esto, ha de secar a temperatura ambiente.
  •  
  •  Aplicar grasa o acondicionador apropiado para cuero. Para ello desde Ursus recomendamos la marca Tarrago (habitualmente de venta en zapateros) por su buena relación calidad precio y por ser íntegramente fabricada en España.

  El segundo punto es tan sencillo como aplicar grasa o acondicionador apropiado con cierta frecuencia, a pesar de que haya estado conservado en buenas condiciones. Esto ayudará a nutrir y flexibilizar la piel y hacerla más duradera y resistente. La frecuencia depende de la cantidad y condiciones de uso. De forma genérica desde Ursus recomendamos una vez al mes.

  *APLICACIÓN DE GRASA O ACONDICIONADOR: Para la correcta aplicación de estos productos suele bastar con seguir las instrucciones del fabricante. En su defecto administrar una fina capa de producto con un trapo limpio de manera uniforme por toda la superficie del artículo, con movimientos circulares para que sea adecuadamente absorbida. Tras esto dejar secar algunos minutos y frotar con un nuevo paño limpio para retirar el sobrante y sacar brillo. Se ha de tener en cuenta que las grasas o acondicionadores suelen oscurecer algo el color inicial del cuero.

  Por último en Ursus animamos al arreglo y remiendo de los desperfectos en la medida de las posibilidades de cada uno, siempre que el artículo lo merezca. Nuestro taller está abierto a este tipo de trabajos.